En mi camino de crecimiento personal, cuando comencé a tomar conciencia de quien soy, me ayudó muchísimo el reencuentro con mis ancestros. Tomé conciencia de las lealtades del sistema familiar, que es algo que sigo teniendo presente y procuro revisar en mi camino para conocerme mejor y evolucionar.

Todos guardamos en nuestro interior algún recuerdo del pasado que nos ayuda a crecer, a recordar nuestros orígenes y reconocer nuestras raíces. Una mirada hacia nuestros ancestros para darles su lugar, sin juicio y desde la mirada inocente de la niña-o que fuimos, nos ayudará a sanar nuestras heridas. Saber de dónde venimos y quiénes somos es importante para recibir el reconocimiento y la fuerza del sistema familiar.

 

¿Qué son las lealtades del sistema familiar?

 

Las lealtades del sistema familiar son unos sentimientos de respeto y fidelidad a los principios, pactos, ideas, secretos, compromisos establecidos con el sistema familiar.  Pueden ser de forma consciente y mayormente inconscientes. Las lealtades que se encuentran en nuestro inconsciente no son tan fáciles de detectar y pueden condicionar la expresión natural de nuestro ser.

Todo lo que vivieron nuestros ancestros es parte del proceso evolutivo del Ser humano. Las experiencias vividas por un ser humano desde la visión espiritual no son buenas ni malas, no tiene dualidad ni polaridad, todo es energía, frecuencia y vibración.

En medida que nos experimentamos desde nuestro libre albedrío, la vida nos proporciona las experiencias necesarias para vibrar en el Amor, la energía que existe en todo y todo lo crea. Cuando en nuestro sistema familiar ha habido experimentación en una vibración inferior al Amor incondicional, se produce un desequilibrio, que de forma natural buscará ser equilibrado. Por ello, se va transmitiendo de generación en generación, las lealtades, patrones, personalidades, energías con carga emocional, hasta que puedan ser llevadas a su equilibrio desde el perdón. Es necesario el reconocimiento de todos los miembros desde el Amor.

 

¿Cómo podemos tomar conciencia de las lealtades del sistema familiar?

El árbol genealógico nos da mucha información de nosotros mismos. Es un trabajo hermoso de reconocimiento a todos nuestros ancestros. Podemos indagar en quienes eran, saber sus fechas de nacimiento y fallecimiento, así como quienes fueron en sus vidas. Pero más allá de saber quiénes eran en sus vidas es darles el lugar, a los nacidos y no nacidos. Esas almas que también no llegaron a nacer pero forman parte del sistema familiar y que su luz y energía están presentes.

Darle visibilidad y reconocimiento a las lealtades, secretos, pactos, aquello que taparon nuestros ancestros, es hacerlo consciente para que pueda ser sanado, perdonado y amado. De este modo ya no estará en nuestro inconsciente y podremos tener el poder de ser nosotros mismos quienes elijamos conscientemente y no estar condicionados por energías ancestrales que nos limiten.

Tenemos herramientas de crecimiento personal como las constelaciones familiares, la biodescodificación, la terapia regresiva, los Registros akáshicos, etc… Nos ayudan a hacer consciente lo que está en nuestro inconsciente del sistema familiar. Podemos pedir la asistencia de un buen profesional para que nos ayuden y nos acompañen en este proceso.

 

La liberación a través del reconocimiento y el perdón.

Todo ser humano busca ser reconocido, encontrar su lugar. Todos necesitamos perdonar y ser perdonados, consciente e inconscientemente. Ya que de forma inconsciente hemos podido herir, hacer de menos, quitarle fuerza o reconocimiento a otras personas o a nosotros mismos.

Formamos parte de un clan familiar, un sistema donde todos tienen su lugar, todos son importantes y todos tienen su gran misión para y con el sistema. Gracias a todos ellos nosotros estamos en la vida.

Cuando practico la gratitud, siempre tengo presente a mis ancestros, a mis abuelos, padres, etc… Siempre les doy un reconocimiento, porque gracias a todo lo que ellos tuvieron que experimentar, yo hoy estoy en la vida y soy quien soy.

Ahora nos toca elegir vivir en libertad y darles el reconocimiento que se merecen. Saber que formamos parte de un sistema familiar. Todo lo que experimentemos con amor y el perdón, será también energía, vibración que equilibra lo que ellos no pudieron experimentar desde el Amor y la conciencia.

Lo que sanamos de nuestros ancestros en nosotros, es liberación y luz que se transmite a la siguiente generación. Es importante dejar a nuestros descendientes una herencia familiar libre de cargas, de sufrimiento, de lealtades limitantes,… Es nuestra contribución a la nueva humanidad, es un compromiso como ser humano hacia la madre Tierra para que el ser humano se experimente en su plenitud.

 

Canalización desde los Registros Akáshicos sobre las lealtades del Sistema familiar.

En esta canalización nos muestra el Arcángel San Miguel la importancia de nuestros lazos ancestrales, darles el reconocimiento y tomar conciencia de las lealtades para nuestra liberación y sanación. Agradezco que sea compartida sin cambiar nada de la canalización.

“La luz crece en vuestro interior. Con Amor os abrís a descubrir una fuente mayor de energía que existe en cada uno de vosotros. Las lealtades del sistema familiar en ocasiones pesan demasiado. Estas lealtades a las que nos referimos son aquellas que desde vuestro sistema familiar se fueron creando por supervivencia, por necesidad de prevalecer por encima de fuerzas poderosas que atentaban con el lugar, la posición del sistema familiar.

Las lealtades del sistema familiar, en ocasiones han sido necesarias para vuestra supervivencia, más cuando el sistema necesita abrirse a la luz, estas lealtades suelen ser limitaciones que impiden vuestra evolución y expansión.

Vuestros ancestros hablan en vuestro interior, la luz es grata si respondéis desde el corazón. El orden del sistema está en vuestro interior.

Es momento de reforzar los lazos familiares desde la luz, el amor y la conciencia. Pues fueron elegidos por vosotros, os elegisteis mutuamente. Asumid la responsabilidad y la verdad del corazón, pues hallaréis la pureza en vosotros y desde ahí hacia ellos.

Todos los sistemas buscan su equilibrio, todos los miembros deben ocupar su lugar y buscar su reconocimiento sin desmerecerse entre ellos, pues estáis en la vida gracias a todos ellos.

Hoy el pensamiento se une con el corazón. Revisad las lealtades no equilibradas, aquellas que no os llevan al encuentro amado con vuestros ancestros. Os proponemos volver a las raíces para que la fuerza de la vida y la madre tierra se manifiesten en todo lo que realicéis.

El Espíritu de la verdad está en tu interior. Los lazos no deben pesar, es vuestra verdad, vuestro amor el que libera estos lazos reconociendo a vuestros ancestros, vuestra familia biológica, cada uno en su lugar.

No olvidéis bellas almas, que el encuentro con vuestro Ser iluminado os lleva a la visión de la gran capacidad de perdón y amor que existe en todos. No os perdáis en pensamientos que no contribuyen a vuestro bienestar, soltad lo que ya no necesitáis en el camino.

Es momento de sanar vuestra conciencia ancestral, pues la tierra os necesita en vuestra plenitud.

Amados, los encuentros con la familia de luz llegan, os veréis unos a otros.

Arcángel San Miguel”

 

Artículo «Las lealtades del sistema familiar» escrito por: Anabel González Delgado.

Mas artículos de nuestro blog

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest