Lo primero somos nosotros. Si…. Pero, ¿desde qué lugar?. Entendiendo que aquello que hacemos para nosotros tiene una gran repercusión en los demás, a nivel de vibración, de relaciones, de conciencia. Grandes maestros espirituales nos han enseñado a lo largo de la historia a buscar la espiritualidad en nuestro interior. La puerta se abre en el momento presente, en el aquí y ahora. Cuando esperamos la iluminación ya estamos fuera del ser y la conexión con el amor hacia nosotros mismos. Cuando responsabilizamos a los demás de nuestras heridas, generamos karma. Se generan situaciones que nos ayuden a ver nuestras carencias en los demás y como espejos nos ayuden a ver nuestro propio reflejo.

 

La luz es inminente.

En este artículo no puedo hablar más que del Amor y la luz que somos, la capacidad que tiene el ser humano de conectar con el Amor en el aquí y en el ahora. Y aunque atravesemos las noches oscuras del alma, aquellos momentos que nos sirven para vislumbrar la luz al otro lado del túnel, siempre está el Amor en todo. Hay un propósito sagrado y mayor que en ocasiones no podemos ver desde la visión limitada de nuestra mente egoica humana.

Las heridas que debemos sanar son esenciales para nuestra evolución. No se trata de sanar estas heridas desde la lucha o pelearnos con el mundo o el sistema. Las heridas que sufrimos ya fueron elegidas por nosotros antes de nacer para reconocer la capacidad de perdón, de amor y evolución que tenemos en esta vida, porque en otras vidas y existencias no logramos alcanzar a completar y sanar.

Las heridas son signos de vida, de experiencia, de evolución del ser humano. Cuando responsabilizamos a los demás de nuestras heridas, estamos negando nuestra capacidad de vivir la vida que queremos y que en el interior de nuestro corazón hemos elegido. Solo unos pocos valientes, dispuestos a remover desde las entrañas todas las vivencias pasadas que nos conectan con el dolor, son capaces de vislumbrar la eternidad desde la vivencia humana. La conexión con el Amor que lo es todo. Todos tenemos la capacidad de amar y perdonar, asumiendo unas de las leyes universales que existen que es la del Amor incondicional y la ley de la tracción.

 

La espera de una nueva realidad.

Esperamos que todo cambie, que los demás cambien, que nos iluminemos y que todo sea más fácil. Esperar una realidad que venga del futuro es tirar semillas a una tierra infértil, nada crecerá. La realidad es ahora y lo que esperas ya está en ti. Si miras en tu interior, tu sabiduría dirá todo lo que hoy necesitas escuchar, no puedes esperar al mañana porque mañana no existe y el presente es lo que ahora tienes, nada más.

La magia existe y se crea, se genera cuando decides ser tú y asumir tus traumas y las heridas de tu infancia, cuando ya no culpas a nadie, ni a ti mismo de tus experiencias de vida. Todo es una ilusión, tu vida es una ilusión y cuando despiertas de la ilusión comienzas a generar una nueva realidad que no solo iluminará tu corazón si no que harás que tu luz ilumine a los demás.

 

Canalización desde los Registros Akáshicos sobre asumir la responsabilidad de nuestras heridas.

Una de las leyes universales nos habla del karma, es una ley de causa y efecto, es importante reconocer esta ley universal. Si entendemos que solo nosotros tenemos poder sobre nosotros y que lo demás es una ilusión, soltamos la culpa, llegamos al perdón y liberamos karma. En esta canalización nos ayudan a tomar conciencia cuando responsabilizamos a los demás de nuestras heridas. Nuestros aprendizajes desde las heridas son parte esencial del proceso evolutivo del ser humano.

 

“No escapáis a la magia de la vida. Cuando hablamos de magia, hablamos de transformación. Si transformas una vieja creencia, una visión de tu pasado a una visión constructiva para tu nueva realidad, germina un nuevo paradigma de creación en ti y aquello que liberaste hoy se transforma y se materializa.

Cuando no os responsabilizáis de vuestras heridas de la infancia, se generan secuencias en la vida que seguiréis atrayendo una y otra vez sucesos para soltar y abrazar la totalidad de quienes sois. La solución está en tu interior, no en los otros, ni en su voluntad hacia el cambio.

Si tapáis con la espiritualidad los procesos evolutivos de resolver vuestras heridas del alma, no podréis materializar ni potenciar los deseos, cualidades, anhelos y propósitos de vida. Por el contrario, seguiréis generando karma.

El perdón os librera, la presencia de la luz en el momento presente y la evolución de vuestro sistema familiar desde la reconciliación en vuestros corazones.

Reconocer las heridas del abandono, humillación, traición, falta de confianza e injusticia en vuestras etapas tempranas. Cuando asumís esas heridas en cada uno de vosotros, dais paso al potencial de sanación que existe en vuestro interior.

Esas heridas han impedido que podáis ver el Amor en vosotros y en los demás. Por lo que lo habéis buscado fuera y no ha crecido desde dentro. No sanáis las heridas haciendo o proyectando un nuevo personaje,  implantado nuevas creencias que tapen las heridas. Sanáis en el momento que asumís que eso ocurrió en vuestras vidas y que las personas que os hirieron también actuaron desde sus heridas.

Fuiste una niña-o indefensa, inocente y lleno de luz y Amor. Y tú eres desde tu adulto responsable de ese ser que decidió encarnar de nuevo en la Tierra. Ninguna otra persona es responsable de él,  si no tú en este instante y momento presente.

La aceptación, el perdón y el Amor sanan, lo cura todo. Nuestras energías os envuelven y os abrazan. El regalo de la vida siempre está presente en cada ser humano, encuentra el tuyo.

Tu evolución es asumir y  responsabilizarte de ser quien eres en la totalidad.

La luz es inminente. Os acompañan vuestros hermanos de luz.”

 

Artículo «Cuando responsabilizamos a los demás de nuestras heridas» escrito por: Anabel González Delgado.

 

Mas artículos de nuestro blog

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest