¿Has sentido alguna vez que por miedo no has hecho lo que realmente quieres y no te has mostrado tal como eres? ¿Cuántas veces has sentido miedo ante la toma de una decisión o cambios en tu vida? ¿Cuántas veces te has preguntado si se puede superar el miedo?

Todas las personas hemos sentido miedo en algún momento de nuestras vidas. Nos enseñan cosas, están ahí en nuestro inconsciente, pueden ser miedos reales o miedos ficticios. Saber de dónde vienen nuestros miedos más profundos nos ayudaría a poder trascenderlos y seguir avanzando en la vida.

 

¿Por qué tenemos miedo?

 

El miedo es una emoción que nos ayuda a sobrevivir como ser humano cuando nos sentimos amenazados y necesitamos ponernos a salvo. Todas las emociones nos ayudan y nos guían.

Sentir miedo no es malo, nos indica que debemos protegernos, respetarnos y realizar alguna acción que ponga a salvo nuestra integridad. Si estás en la selva y viene un león corriendo hacia ti, la emoción adecuada que debes sentir es la del miedo, porque es la que te llevará a realizar la acción de salir corriendo y ponerte a salvo.

Ante una amenaza exterior hacia tu bienestar, respeto, supervivencia, integridad, etc… debemos activar el miedo. Los guerreros de luz también tienen miedo, eso les permite actuar para poder ponerse a salvo y desde ahí continuar su misión de vida.

 

El miedo te puede paralizar.

 

Sentir miedo sin peligro o amenaza real en el presente, nos lleva a no avanzar y nos limita en nuestro camino de vida.

Los miedos limitantes se encuentran en nuestra memoria, en nuestra mente, en el inconsciente. Sentimos falsos miedos ante una situación del presente porque de alguna manera inconscientemente la hemos asociado a un hecho del pasado que nos atemorizó, nos paralizó, nos hizo daño, nos hizo sufrir, nos hizo sentirnos no queridos… Son  programaciones neuronales que existen en nuestra psique.

Nuestra mente manda una orden a nuestro sistema nervioso, creyendo que es una amenaza real, pero no lo es, no existe en el presente. Este miedo irreal podemos llegar a sentirlo en el cuerpo físico y nos paraliza, llegamos a tener los mismos síntomas que si estamos ante un miedo real.

 

¿Cómo podemos vencer los miedos?

 

Para superar el miedo primero debemos detectar si el miedo que estamos sintiendo es real o no. Cuando existe una amenaza la emoción del miedo se activa para garantizarnos la seguridad y protección. Los falsos miedos hacen todo lo contrario, nos hacen sentir inseguros.

Podemos observar cuales son nuestros falsos miedos, por ejemplo: miedo al abandono, miedo al rechazo, miedo a la soledad, miedo a no sentirnos queridos, miedo al éxito, miedo a hablar en público… Una vez que tengas detectados cuáles son tus miedos, vamos a ver que nos quieren enseñar. Detrás de cada falso miedo hay una creencia o patrón adquirido en la infancia y en el entorno, también puede ser un hecho que viviste en el pasado y que experimentaste miedo.

Observa tu momento presente, siente el falso miedo y detecta cual es la creencia, patrón o hecho del pasado. En ese momento del pasado tuviste que activar la creencia y la emoción del miedo para superar esa experiencia, tu inconsciente la atrapó y la activa en el presente. Introducimos ahora una nueva creencia creando una nueva reprogramación en positivo para neutralizar esa creencia del pasado que ya no la necesitas.

Al hacer consciente lo que estaba en el inconsciente, tenemos la posibilidad de traspasar esos miedos y poder trascenderlos. Las nuevas creencias son reprogramaciones en positivo que, si las repetimos a menudo mentalmente todos los días, nos ayudan a sentirnos más seguros y llevar las riendas de nuestra vida.

Ejemplo para superar el miedo:

Falso miedo: Miedo a la enfermedad.   Nueva creencia: Yo soy un cuerpo sano, mi naturaleza es estar radiante de salud.

 

¿Que dicen los Registros Akáshicos sobre cómo superar el miedo?

 

La conexión con nuestros Registros Akáshicos nos puede ayudar a detectar los falsos miedos y su origen, sentir la verdadera esencia de quienes somos en verdad.

Recibí una canalización a través de los Registros Akáshicos, los maestros y guías me hablaron sobre el miedo, os lo comparto:

El alma no tiene miedo, solo lo percibís en la materia. Cuando entráis en el juego del Universo de dar y recibir, entráis en la corriente del Amor, la esencia del Universo. Creéis tener miedo porque vuestro Ser humano así ha tenido que desarrollar múltiples experiencias que os llevan a entender la magnificencia de quienes sois.

En realidad el miedo es una emoción que ha desarrollado el Ser humano para sobrevivir y coexistir en el planeta Tierra. Sin el miedo, no os ponéis a salvo ante las adversidades de la vida y el verdadero peligro en vuestra existencia.

Los miedos que os atrapan, es del ego. No sois miedo, sois Amor en verdad. En lo físico coexisten las emociones para ayudaros a desarrollar las habilidades necesarias desde el plano físico. Si no sentís miedo, no activáis el valor de la vida para poneros a salvo.

Cuando pedimos soltad vuestros miedos, son aquellos que solo existen en vuestra mente y os hacen creer que estáis en peligro o en riesgo.  Las falsas creencias de la mente-ego os activan miedos antiguos e irreales en vuestro presente, pero que en realidad no hay peligro verdadero en el aquí y ahora.

Separad la mente que os lleva al pasado o a la incertidumbre del futuro. Volved al presente y observad si aquí y ahora existe algún peligro real que os impida avanzar en la vida a ser quienes sois.

El Ego os confunde, no os habla el corazón, pues para la esencia del hombre en el lenguaje del Amor no existe el miedo.

Cuando os enfrentáis a vuestros miedos profundos en el presente y los traspasáis, emerge una fuente de luz poderosa en el Chakra Corazón que activa la verdadera luz del Guerrero. Porque ser valiente no es armarse y entrar en lucha, sino amarse. Reconocer cuando hay que activar el verdadero poder personal desde el Amor y cuando hay que ponerse a salvo desde el plano físico humano ante el verdadero miedo.

Un guerrero no cree en Dios, es Dios. Sabe que Dios existe y vive en él como fuente de luz divina que habita en todo Ser humano, esperando a ser activada. Un guerrero no manifiesta su ira ante el mundo sino que saca su valentía para emerger mayor potencial en él para así, protegerse y activar a otros seres humanos en luz. Los miedos no reales os confunden y os hacen creer que no sois merecedores, que sois pequeños.

Recordad, las vivencias del pasado se activan en vuestro presente como recuerdos y os llevan a sentir emociones como el miedo. Aunque creáis que el miedo es real porque lo sientes en el cuerpo, son memorias que actúan como programaciones antiguas que os enseñan que en vuestro presente aún os condicionan esos hechos del pasado y que os llevan a no avanzar en el presente y desconfiar del futuro. Estos falsos miedos, os indican que hay que llevar Amor, aún más a quienes sois en totalidad.

Recordad, la luz os protege, solo vosotros sois quienes os creáis los miedos que os paralizan desde el Ego. La vida es instinto, es acción, es contemplación y todo ello envuelto en la energía Universal, el Amor.”

 

La aceptación de quienes somos, desde nuestros miedos más profundos hasta la comprensión de que somos en esencia Seres de luz, nos hace libres y abrirnos a experimentar en la vida sin miedo, desde el Amor que somos.

Artículo escrito por: Anabel González Delgado.

¿Quieres aprender Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

Mas artículos de nuestro blog

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest