En estos tiempos, donde tenemos acceso a toda la información y conocimiento a través de internet, podemos buscar páginas que nos orienten sobre qué son los Registros Akáshicos, buscando herramientas de ayuda, guía y crecimiento personal y se puede llegar a pensar que hay peligro en abrir los registros akáshicos.

En internet he visto páginas que hablan sobre los Registros Akáshicos y he comprobado que algunas no transmiten realmente el sentido y el propósito esencial. Una información errónea puede llevar a confusión sobre el sentido real y sagrado de esta herramienta. Algunos interesados en un crecimiento personal, que se han sentido atraídos por los cursos o lecturas, me han transmitido sus miedos por lo que han leído en internet o la información que les ha llegado a través de otras personas.

El archivo Akáshico, un lugar de luz y energía

En el libro el “Paradigma Akáshico” de Ervin Laszlo,  unos de los científicos y pensadores más influyentes del mundo, explica el campo akáshico desde la visión científica como la dimensión oculta en el Universo: “El akasha es el elemento total que subyace a todas las cosas y se convierte en todas las cosas…”.

Akasha es un término del antiguo idioma sánscrito de la India, que significa alma, espacio, cielo, éter…. El archivo Akáshico se denomina como libro de la vida, es el archivo que contiene la memoria de vida de todo lo que existe. En él está registrado todas las experiencias vividas por un ser desde su creación como alma hasta su retorno a la Fuente Divina.

Poder conectar con el campo Akáshico es conectar con una dimensión de conciencia divina, con la totalidad. Es un campo vibracional de amor incondicional, entendiendo como amor incondicional la aceptación de todo tal como es en su perfección. Conectar con el Akasha no es peligroso, sino todo lo contrario, nos aporta un crecimiento personal e ingresa en nuestro ser una energía de muy alta vibración.

Los Registros Akáshicos no solo es una herramienta de guía, orientación o ayuda, sino una herramienta de crecimiento personal, para ayudarte a conocerte mejor y poder potenciar tus cualidades y dones.

Este espacio está protegido por Seres de una elevada vibración, seres de luz, maestros y guías espirituales.

Conectar con el Akasha nunca nos hará conectar con el miedo, ni emiten juicios sobre ti tus guías, ni conectas con energías de baja vibración, ni abrirá portales de luz y conciencia que no estemos preparados para integrar desde nuestro ser humano.

Donde hay Amor no puede haber miedo. Es nuestro ego, nuestra mente limitada, la que hace que no nos reconozcamos en el Amor que somos y atraigamos energías que no son de vibraciones elevadas. Cuando conectas con el campo akáshico experimentas un estado de amplitud, plenitud, paz, apertura de corazón, amor…

La oración sagrada para acceder a los Registros Akáshicos

En internet tenéis acceso a la Oración Sagrada para abrir vuestros Registros Akáshicos. Es importante entender el propósito de la oración, desde que lugar se debe decir y para qué sirve realmente.

Esta oración es una oración sagrada, eso quiere decir que la luz y vibración de las palabras que se pronuncian, desde la conexión con tu Ser Divino, actúa como una llave vibracional que te conecta a tus Registros Akáshicos. La oración nos permite hacerlo desde un campo de protección y nos asegura la conexión con los seres de luz.

Todos los seres estamos contribuyendo a la formación del campo Akáshico, cambia y se expande a medida que nuestra alma evoluciona, por lo que todos tenemos la capacidad de conectar con el Akasha, todos estamos formando el Akasha.

El Akasha se activa en ti como una frecuencia, en medida que reconozcas tu ser de luz, fuera del ego, personaje, máscaras y formas. Aunque tengas la oración sagrada pero no seas capaz de conectar con tu Ser Divino, difícilmente podrás acceder a las vibraciones superiores y canalizar a tus guías, maestros, seres de luz o tu yo superior. En los cursos realizamos una iniciación sagrada ancestral que prepara y conecta tu canal, para que conectes desde el corazón, desde el ser de luz que eres.

Muchos confunden la canalización akáshica con la mediumnidad. Los canalizadores akáshicos solo conectamos con el Akasha, no transmitimos mensajes de otras dimensiones, solo frecuencias que elevan tu vibración y te dan información, sanación y liberación. El Maestro de cursos de Registros Akáshicos o lectores de Registros Akáshicos trabajan desde la conexión con su ser Divino, desde el Amor.

Puede haber confusión con canalizadores o médium que no se preocupen de su conexión con el Amor, no realicen trabajo personal, trabajen más desde el ego y no conecten con el campo akáshico. Recordad: la información que recibimos desde el Akasha nunca nos transmite miedo ni inseguridad, es un campo de protección, Amor y luz.

¿Qué es la sanación Akáshica?

Todos somos energía, cuerpos de luz. Cuando no estamos alineados con la bondad, el Amor, la compasión, el respeto… cuando nos toca vivenciar experiencias humanas que nos crean sufrimiento, nuestro cuerpo de luz se densifica y podemos desarrollar bloqueos que se somatizan en nuestro cuerpo físico.

Cuando abrimos nuestros registros akáshicos, a la vez que recibimos la información, ingresa una energía de una vibración muy elevada para ayudarnos a alinearnos con el Amor, con la Fuente. De esta manera, nuestro cuerpo energético y físico recibe esta impronta de luz para ayudar a que las energías que no están en orden con el Amor, puedan transmutarse y liberarse.

Cuando comprendemos desde una conciencia superior el aprendizaje de una experiencia de vida o Karma, pasamos de una frecuencia a otra frecuencia que vibra más en el amor incondicional, de aceptación incondicional.

El Maestro de Registros Akáshicos no sana a nadie, es un canal de conciencia en conexión con la Fuente, por el cual la energía desciende y despierta en la persona su propia capacidad de autosanación, siempre que la persona que recibe la lectura o el curso esté abierta al Amor y la aceptación.

¿Tiene algún peligro abrir los Registros Akáshicos?

Desde mi experiencia personal y profesional, como alumna y como Maestra de Registros akáshicos, nunca he sentido ningún peligro al abrir los Registros Akáshicos, siempre me ha envuelto una sensación de protección, amor, plenitud, paz, certeza y mucha luz.

En los cursos nos envuelve una energía de una conciencia muy elevada, estamos totalmente protegidos, es como traer el cielo a la Tierra. En una lectura recibimos la energía de Amor y la información necesaria para nuestro momento presente, nunca nos trasmiten algo que no estemos preparados para entender, estamos totalmente protegidos.

Todos buscamos reconocernos en el amor que somos, todo ser humano necesita dar y recibir amor, el Akasha es pura luz. Si sientes la llamada a conectar con esta herramienta no lo dudes, tu alma sabe, escucha tu voz interior y déjate guiar por tu ser Divino.

Artículo escrito por: Anabel González Delgado.

¿Te interesa formarte en Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

 

Otros artículos que te pueden interesar

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest