Por Anabel González.

Durante muchos miles de años el Ser Humano asomaba su chispa de luz, tras opacas capas de densidades y falta de reconocimiento de sus capacidades desde su Ser Divino y espiritual, con la creatividad, el arte, la escritura, el teatro, la música, la invención, la danza, la expresiones plásticas, corporales… eran videncias de la luz del artista tras su personaje y más allá de sus creencias.

Muchas expresiones artística emanaban de un canal directo de no juicio, solo de presencia, de canalizar tales expresiones y energías.

Las obras creativas ha impregnado a nuestro mundo de la belleza, lo transpersonal, el deleite de la perfección de la variedad y diferentes técnicas, matices, fractales, oleos, voces, notas… Han hecho de nuestro mundo hostil un mundo de esperanza, vida, ilusión, alegría.

El poder de la creatividad late constantemente en nosotros, hacia todas las direcciones. Cada Ser Humano es creador y tiene la capacidad de irradiar a través de su medio, forma, herramientas… esa chispa de luz visible e invisible, que hace de nuestro mundo un mundo de mayor calidad, porque nace de lo auténtico.

Cada Ser humano tenemos como misión ser inspiración para otros, dar generosamente al mundo entregando desde nuestro canal sincero, autentico, amoroso… pequeñas chispas de luz, de nuestra luz, que en realidad es la misma chispa de luz del creador, del mismo origen, que existe en ti y en todos.

¿Qué deseas aportar al mundo, a la Humanidad, a tu entorno? Se Fuente de inspiración para tu familia, amigos, pareja, hijos… reconoce esa Fuente creadora inspiradora en ti, esa chispa de luz que más allá de nuestras máscaras, capas, personajes… existe, ha existido y siempre existirá.

Cuando tu entregas inspiración, belleza, esta energía es una vibración que hace despertar el poder creador e inspirador a quien lo recibe, de esta manera desde lo sutil, haremos despertar pequeñas chispas de luz y ondas de presencia, creando y ampliando conciencia, ayudamos a que en el planeta Tierra habiten mujeres y hombres conscientes de su poder de creación.

Seamos valientes de querer ver nuestra belleza interior y ser Fuente de belleza al exterior.

Desde mi mayor respeto y amor a todas las almas generosas de las que he tenido el privilegio de poder compartir y recibir de sus rayos de presencia divina creadora, dentro de mi mundo y que me han ayudado e inspirado a ver mi luz y el motivo o misión de vida. ¡¡Tanta belleza que me ha rodeado, belleza inspiradora!! que me han hecho recordar que yo también vine a inspirar, a brillar, a entregar lo más hermoso, bello, radiante…

Ya no temo a mi ego, aunque sé que está ahí, ya no temo a mis miedos, que sé que también están ahí. Todo ello me ayuda a mirar más en mí, en aquello que aporto al mundo, para recordarme una y otra vez que quiero que sea desde lo auténtico, desde la coherencia y el amor, desde mi mayor humildad.

La pregunta es ¿Qué aportas tú al mundo?

Si nuestro mundo te pesa, te crea dolor y sufrimiento, ve a tu corazón y apóyate en tu forma creativa de conexión a tu ser auténtico… escribe lo que tu corazón quiere decir, canta, pinta, dibuja, haz música, recréate en tu pasión, sé deleite de tu propia inspiración, deja que el Ser auténtico, con toda la luz que posee y belleza, te envuelva en su vibración y cree presencia, no juicio, verdad, equilibrio, armonía.

Cuando creamos no pensamos, dejamos simplemente que aparezca lo auténtico. Impregna tu mundo de inspiración y belleza. “Sé fuente de luz para ti y los tuyos, tu inspiras al mundo”

Si observamos, miremos donde miremos hay creación, creatividad, hay presencia… no estamos perdidos, estamos despistados, solo enfoca bien tu objetivo y mira en tu corazón, sé expresión creadora y ¡¡ahí está!!

Muchos canales conducen a tu Dios interno, fuente, creador… practica la abundancia en tu vida y rodéate de estos canales que te llevan a sentir la belleza en ti y en el exterior. Todos desde ahí haremos un mundo mejor, es cambiar la visión, sintonizar con la frecuencia adecuada, bailar con al energía de las ondas de la vida y ser compositor de tus propias notas latidos de tu corazón.

Tienes el pincel, tienes el instrumento, tienes el color, tienes el don, tienes el poder de la creatividad… eres Creador, eres Poder de Creación.

¿Te interesa formarte en Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

 

Otros artículos que te pueden interesar

 

Valora este contenido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest