Canalización de Registros Akáshicos – Julio 2019

“Amados, estábamos deseando comunicarnos con vosotros. Siempre lo estamos. Nos llena de amor y de dicha permanecer en contacto con vosotros desde el otro lado del velo. Bendecimos a todas las personas que lo hacen posible y os bendecimos a vosotros que permanecéis en actitud de apertura hacia nuestros mensajes.

Verdaderamente este es un momento especial y requerimos vuestra ayuda. Hay una batalla en ciernes. En estos momentos se libra una batalla dentro y fuera de vosotros. Es una batalla ancestral y eterna, la batalla entre la luz y la sombra. En cierto modo es una batalla ficticia, pues bien sabéis que en el mundo de la dualidad ambas son necesarias. Mas en estos momentos es importante que cuidéis más que nunca de qué lado ponéis vuestra energía.

Vuestros pensamientos en verdad son poderosos, así como vuestras palabras y acciones, por ello hoy es necesario que cuidéis especialmente la energía que los impregna. Las últimas tormentas solares, la energía recibida por la Tierra y por todos sus habitantes, así como los portales cuánticos que han sido abiertos, han sutilizado vuestra energía, de modo que sois extremadamente sensibles a la impresión que dichos pensamientos, palabras y acciones causan en vosotros.

Cuidaos especialmente en procurar emanar una energía limpia y pura en vuestros pensamientos, palabras y acciones, pues os sorprendería el  impacto que los mismos pueden causar en aquéllos que los reciben. Dirigíos con amor a vuestros hermanos y hermanas, a los animales y plantas, a todos los seres vivos sobre la Tierra, así como a todas las criaturas de todos los reinos, también los minerales.

Imprimid la energía del amor crístico con vuestra mirada, con vuestro tacto, con vuestros pensamientos y palabras. Una sola caricia vuestra emitida con amor puede sanar y, más aún, puede mover montañas. Ni uno solo de los conflictos que acontecen sobre la Tierra será sanado desde el odio y la confrontación, sólo el Amor tiene la llave de la sanación y de la paz ansiada entre todos los pueblos, razas, culturas y religiones.

Imprimid esa misma energía de amor en primer lugar hacia vosotros mismos para poder sanar vuestros cuerpos físicos, vuestras almas y vuestros corazones.

Cuanto más elevada sea vuestra vibración y más vibréis en Amor, más fácilmente se resolverán vuestros propios conflictos y más fácilmente podréis contribuir a sanar los conflictos comunes y ajenos.

Cuidad especialmente de vuestras relaciones personales. Tomad conciencia de que la manera en que os relacionáis entre vosotros, por resonancia, repercute en todas las relaciones que se producen en la Tierra, entre todos los seres vivos e inertes, entre las plantas, los animales y todos los seres humanos. También tendrá resonancia en la manera en que se relacionan los políticos y gobernantes. Las discrepancias y falta de entendimiento que ellos os muestran no son sino el reflejo de la falta de entendimiento, en primer lugar con vosotros mismos, y también con vuestros semejantes.

Permaneced centrados en vosotros mismos, para que las oleadas y emociones no os arrastren a las playas oscuras donde os lleva la mente. Permaneced centrados en vosotros mismos para que sean vuestra alma y vuestro corazón los que os guíen a la playa luminosa del AMOR, del AMOR con mayúsculas, aquél que todo lo puede y todo lo sana.

Que el AMOR  os guíe en estos momentos, más que nunca. No perdáis tiempo y energía inútilmente. Centraos en aquello luminoso que guía vuestra vida, aquello que ensancha vuestros corazones y os eleva. Os necesitamos libres, dichosos y en AMOR.

Tened compasión por aquellos seres queridos y cercanos que aún no hayan despertado, mas no perdáis el tiempo en tratar de convencerlos o hacerlos despertar. En verdad es mucho más eficiente la labor de amaros a vosotros mismos que la de perder vuestra energía tratando de salvar a los demás.

Por el contrario, cuanto más permanezcáis centrados en vosotros mismos y más alineados con al AMOR estéis, más grande será el servicio que prestaréis a ellos y a toda la humanidad.

Como siempre, os bendecimos y os acompañamos en esta labor.

Os amamos y os honramos. Vuestros hermanos de luz”.

 

Puedes ver más mensajes canalizados aqui

¿Te interesa formarte en Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

Valora este contenido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest