Canalización de Registros Akáshicos. Febrero 2018

 

“Queridos hermanos, congratulaos, la verdad está cerca. El Amor de Dios os envuelve, en todo momento y circunstancia. No desfallezcáis. No os dejéis asustar por los acontecimientos mundiales. Aunque en apariencia la oscuridad esté creciendo y las noticias y sucesos sean desalentadores, en todo momento sois sostenidos por vuestro Padre Celestial.

Las fuerzas de mal parecen haber despertado, el avispero ha sido agitado, mas nada de eso deberá afectaros si permanecéis en vosotros, si guardáis cada día un tiempo para meditar, orar y estar en silencio. Por mucho que los medios de comunicación se empeñen en mostraros la cara cruel y despiadada de los acontecimientos, sabed, que en el fondo de vuestros corazones hallaréis el remanso de paz que os permitirá mantener la calma y obtener una visión más amplia y clara de lo que a vuestro alrededor sucede.

Sed conscientes que todo cuanto os rodea forma parte del perfecto plan divino. Nunca, como ahora, ha sido la Tierra nuestro foco de atención. Todo lo que en vuestro planeta sucede está siendo vigilado y custodiado por las inteligencias más amorosas y elevadas. Permanecemos atentos a vuestras necesidades y os asistimos. Nunca como ahora han sido enviadas a la Tierra energías sanadoras tan potentes y elevadas. Dichas energías son enviadas por vuestros hermanos más avanzados desde múltiples lugares en la galaxia y en todo el universo. El Sol Central os cuida y os vigila. Existen grupos organizados de Seres de Luz especialmente entrenados, que vigilan por vosotros y permanecen atentos a todo lo que en vuestro planeta sucede. Vuestro proceso está siendo tutorizado, no estáis solos. Estos grupos permanecen activos continuamente. Estas almas profundas y generosas han establecido grupos de los seres más elevados y preparados que os están ayudando en todo momento, de modo que en ningún momento el planeta Tierra queda fuera de su vigilancia amorosa, recibiendo en todo momento oleadas de Amor, oleadas de la energía más pura y poderosa que hay en el universo.

Es por eso que algunos de vosotros podéis sufrir estos cambios energéticos en vuestros cuerpos físicos. Se producen también crisis existenciales, pesimismo y desorientación. Todo ello es fruto de los ajustes que se están produciendo en vuestros cuerpos físicos y energéticos. Algunos de vosotros tenéis más resistencias a dejar caer las viejas corazas y patrones, y eso sólo produce más incertidumbre y sufrimiento. Es el momento de confiar, de dejar caer las resistencias y entregarse.

Meditad, hoy más que nunca, cread en vosotros ese espacio de vacío y quietud donde nosotros podamos actuar y aliviar vuestros sufrimientos. Confiad y entregaos. No es un salto al vacío, es mucho más fácil que eso. Se trata de dejarse mecer por nosotros, igual que cuando dejáis mecer vuestros cuerpos por las olas del mar. Se trata de entregaros a nuestros brazos y dejar que os acunemos, para acompañaros en este renacer.

Sí, este renacer, porque la Tierra renace, y con ella, todo el Universo. Sabed que todo lo que en la Tierra está sucediendo tiene su repercusión a nivel interestelar. Este proceso es importante, no sólo para vosotros, sino para el Universo entero. ¿Acaso podríamos abandonaros en tan importantes momentos?

Cuidad vuestra alimentación para que este tránsito sea más suave. Aumentad el consumo de frutas y vegetales frescos. Bebed abundante agua y jugos, bendecidos por vuestras manos y con el poder de vuestra intención. Si tomáis alimentos procedentes de animal, bendecidlos especialmente y bendecid al animal que ha servido a su propósito en la Tierra para alimentaros. Sed respetuosos y cuidadosos con todo ser vivo, animal, planta o mineral. Salid al campo a pasear, tomad el sol en las horas centrales del día, especialmente en invierno. Realizad ejercicio suave y respetuoso con vuestras circunstancias.

No participéis de ningún modo en aumentar la sensación de pesimismo y negatividad. Que vuestros pensamientos, palabras y obras sean impecables.

Generad movimientos cívicos en favor de la VIDA, nunca en contra de ninguna causa, pues al hacerlo, inconscientemente la estáis potenciando.

Cuidaos los unos a los otros. Cuidad especialmente de los niños y los ancianos, de los débiles o enfermos.

Acompañad respetuosa y amorosamente a vuestros seres queridos en sus tránsitos, tanto en el nacimiento como en la muerte. Facilitad, en la medida de vuestras posibilidades, que estos tránsitos sean amorosos y conscientes.

Caminad, pues, hacia la nueva humanidad que entre todos estáis creando. No queda lejos el día en que esto será una realidad, de hecho ya se está materializando. Ya han surgido, y muchos más surgirán, grupos de seres humanos que se encuentran y generan nuevos modelos de relaciones sociales, basadas en la conciencia del Ser y gobernadas únicamente por la ley del Amor.  El paraíso en la Tierra no es algo tan lejano, de hecho ya está sucediendo.

Generad movimientos de solidaridad y ayuda mutua. Ayudaos los unos a los otros a crecer. Despertad conciencias y sanad heridas, acunaos mutuamente y ayudaros a crecer, y hacedlo siempre desde el Amor.

Cerca está el momento, ya está llegando, no desfallezcáis, ya casi lo habéis conseguido.

Estamos con vosotros en todo momento. Recordad que ante las dificultades no estáis solos. Acudid a nosotros siempre que lo necesitéis e iluminaremos vuestro camino. Ya lo dijo el Maestros: “Pedid y se os dará”.

 Que vuestra mayor ley sea el AMOR, aquél que todo lo puede y todo lo sana, aquél que os hace libres y alegres y os lleva a Dios.

Bendecidos sois hoy y siempre.

Vuestros hermanos de Luz”.

 

Puedes ver otros mensajes canalizados aqui

¿Te interesa formarte en Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

 

Valora este contenido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest