“Amados, soy Madre María. Me conocéis como la madre de Jeshua, pero mi energía representa la energía de la Madre Universal, la madre que cuida y protege a todos sus hijos.

0s traigo en el día de hoy mi manto de amor para envolveros con mi luz y aliviar vuestras cargas. Mi energía amorosa y maternal os envuelve. No estáis solos, no desfallezcáis, yo os acompaño y os sostengo, yo os abrazo y protejo.

Como almas antiguas que sois, muchos de vosotros habéis elegido pruebas de elevada dificultad, no por sufrimiento gratuito e innecesario, sino por el aprendizaje y la evolución que os aportan.

En estos tiempos también se están sanando y cerrando antiguos procesos kármicos, anteriores incluso a vuestra encarnación en la Tierra.

Estos procesos de sanación a veces van acompañados de dolor físico y emocional y pueden ser agotadores, mas no temáis, pronto pasarán las molestias asociadas a esta liberación kármica.

Para aliviar los procesos y sus posibles efectos es recomendable la rendición. Rendirse no es claudicar, no significa perder la esperanza y caer en el desánimo o en la catarsis, rendirse es dejar de poner resistencia al desarrollo del proceso, facilitando así una resolución más rápida y suave.

Vuestra mente desea saber, controlar, intervenir… A veces vuestro deseo de sanar o resolver problemas también puede proceder del ego. En el proceso de rendición no interviene la mente, es una decisión del alma. La mente trata de controlar, el alma simplemente sabe, porque YA ES.

Confía en el proceso y suelta, entrega la gracia divina todo aquello que te preocupa o aflige, entrega incluso los problemas del mundo que aparentemente no te pertenecen. Digo aparentemente porque nada hay fuera de ti que no esté en tu interior y viceversa. Toda emoción y sentimiento humano, todo bloqueo o conflicto no manifestado y resuelto, tiene su reflejo fuera. No hay nada fuera que no sea tuyo también,

Por tanto, suelta y entrega todo lo necesario a la gracia divina y no te afanes tanto en el hacer, solo suelta y confía. No es tanto tiempo de hacer como de SER. Suelta, confía y deja que el amor aflore en ti, el amor a pesar de todo y siempre. SÉ TÚ EL AMOR QUE YA ERES, para que esa realidad se manifieste fuera y en todo.

Suelta y confía. Ama y confía. Entrega y confía.

Vuestra Madre Celestial os cuida siempre. Que mi abrazo divino os envuelva y alivie.

Con amor, Madre María”

(Canalización del 01-03-24)

La energía de la Madre Universal. Canalización mes de Marzo del 2024

También puedes ver más mensajes canalizados aquí.

Aprende Registros Akáshicos con nuestros cursos y cambiará tu vida.

 

Valora este post

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest