Canalización de Registros Akáshicos. Julio 2018

«Amados, bienvenidos a la nueva era, a la Era del Amor. El Amor Universal e Incondicional es la nueva ley, es LA LEY, aquella que siempre ha existido y permanece, es inmutable, es eterna…. Mas hoy más que nunca se manifiesta, hoy más que nunca urge instaurarla en la Tierra. No os fijéis en aquello que hacen vuestros líderes y políticos, no sigáis su mal ejemplo, ni tan siquiera les critiquéis por lo que hacen…. Tan sólo centraos en vuestros propios actos y en el alcance que éstos tienen. Porque no sólo se cambia el mundo a base de leyes y decretos, el mundo se transforma a través de cada acto de amor que realizáis, de tú a tú, de persona a persona… Observad si vuestros actos y las consecuencias que con ellos generáis afectan positivamente a las personas implicadas, si vuestras acciones tienen consecuencias positivas en sus vidas o, por el contrario, las ensombrecen. Cuidad que aquello que hagáis y generéis tenga consecuencias positivas para vosotros mismos, para todas las personas implicadas y, por tanto, para la humanidad. Sed generosos y compasivos, sed altruistas y solidarios, no sólo materialmente, sino sobre todo con la energía que generáis con vuestras palabras, pensamientos y acciones.

Desechad las viejas costumbres, los viejos hábitos que tengan consecuencias negativas, por pequeñas que sean, hacia vosotros mismos y hacia los demás. Permaneced atentos, es el momento de hacer limpieza, no sólo en vuestras casas, en vuestros hogares, sino sobre todo en vuestras mentes y en vuestros corazones. Desechad todo pensamiento limitante, dañino o perjudicial para los demás y para vosotros mismos. Desechad toda palabra hiriente u ofensiva. Desechad toda queja, todo reproche. Hoy más que nunca, sed impecables con vuestras palabras, pensamientos y acciones.

Os invitamos a realizar un inventario, una observación de todo lo que hay en vuestras vidas y realizar el desapego de todo aquello que no se encuentre acorde con la energía del amor y la abundancia que Dios Padre quiere para vosotros. Desechad los patrones y creencias que os aprisionan, desechad los objetos materiales que ya no necesitáis, no permitáis que la energía se estanque y se paralice, como en antiguos relojes de exposición, siempre detenidos, fijos en la misma hora. Desechad aquellos trabajos, relaciones, casas, lugares y situaciones que ya no resuenen con la energía del amor. Y realizad este desapego con amor, nunca con rabia ni reproche. Es hora de poner el reloj a punto y darle cuerda, es hora de hacer un hueco en vuestra vidas y en vuestros corazones para la nueva energía del Amor, pues si bien esta energía permanece y es inmutable, su presencia en la Tierra se intensifica cada día más, por deseo de todas las almas y todos los seres de luz que os tutorizan y os acompañan en vuestro proceso.

Limpiad vuestros corazones, vaciad vuestro vaso, para que vuestro Padre Celestial pueda llenarlo con vino nuevo recién prensado, recién sacado de la tinaja.

Soltad, soltad, soltad…. Soltad toda rabia, todo dolor, todo sufrimiento, todo apego, toda atadura….

Liberaos de todo aquello que os impide avanzar, entregaos al Padre y confiad.

Si vosotros lo permitís, sintonizamos vuestros cuerpos físicos y sutiles a la nueva energía de la Tierra, de Gaia. Os sintonizamos y os preparamos para integrar esta nueva energía que permitirá la ascensión de todo el planeta.

Muchas almas se están sacrificando para que esto así sea, no los compadezcáis, sino más bien agradecedles su contribución a esta noble causa. Entre todos lo estamos consiguiendo, una nueva era es posible, una nueva raza, una nueva civilización…

Que la venida del Reino os encuentre listos y preparados, con vuestros vasos limpios y vacíos, con los nuevos odres preparados para contener la energía cristalina del Amor.

El esfuerzo es escaso comparado con la recompensa que recibiréis….

No temáis, todo está bien, todo está en marcha….

Permaneced en vosotros y confiad. Manteneos firmes y preparados en vuestros puestos. En cualquier momento recibiréis la llamada para entrar en acción. Que cuando la llamada llegue, hayáis completado vuestra tarea para poder asistir y ayudar en este parto de la humanidad.

Bendecidos sois, protegidos sois, hoy y siempre.

Gracias por vuestro amor y entera disposición. Amén».

 

Puedes ver más mensajes canalizados aqui

¿Te interesa formarte en Registros Akáshicos? Infórmate de nuestros cursos AQUÍ

Valora este contenido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest