Amados, bienvenidos a la Nueva Era, bienvenidos al Amor. Os amamos y veneramos más que nunca. Nuestra compasión hacia vosotros se multiplica en estos momentos, pues sabemos del dolor, el sufrimiento, la incertidumbre y el miedo que muchos de los humanos están atravesando. Mas conocemos también de aquellos de vosotros que atravesáis este momento desde el amor, la alegría, la fe y la compasión.

Verdaderamente vuestra energía es necesaria para compensar el egregor formado por todo el odio, el enfado, la rabia y el sentimiento de injusticia experimentado por una parte de la población. La dualidad forma parte de la experiencia humana y, así como este renacer llena de luz y esperanza a muchas almas encarnadas, se genera el sentimiento opuesto en muchas otras. Las memorias de dolor y victimismo aún son fuertes en la humanidad.

Han sido muchos siglos de opresión, injusticia, desigualdad, abuso, conflictos bélicos y todos los horrores que puedan ser imaginados. Esta memoria colectiva se activa y es dirigida especialmente hacia la clase gobernante y a los políticos en general. Verdaderamente ha habido y habrá errores, incluso manipulación intencionada, pero ver sólo esto es quedarse tan solo en la superficie. Cada uno de vosotros es responsable en su medida de lo que sucede. Cada una de vuestras sombras y pensamientos negativos contribuyen a generar un campo mórfico, un inconsciente colectivo que se encarna y se manifiesta en unos cuantos individuos. Así ha sucedido tradicionalmente. Uno o varios individuos se hacen cargo de la sombra y la manifiestan, mas la responsabilidad no es solo de ellos, sino de cada uno vosotros, en la medida en que generáis pensamientos o actitudes que contribuyen a alimentar esa sombra colectiva.

Ellos tan solo son los encargados de encauzar toda esa energía y permitir que se manifieste. En realidad ellos actúan como meros catalizadores, como cauces que hacen posible que esa sombra se manifieste. Ese es su servicio a la humanidad: hacer visible aquello que ya no está en orden con lo divino y permitir que se exprese y sea canalizado, para hacer posible su limpieza y neutralización.

Tomad conciencia, por tanto, de vuestra responsabilidad en ello y poneos manos a la obra. No os incitamos a ser seres pasivos, que simplemente observen con resignación lo que es injusto o no está alineado con el amor divino. Pero tampoco sirve de nada oponerse y luchar contra ello, pues esa energía lo alimenta y fortalece. Os animamos a entrar en la acción compasiva. Es decir, a pensar, hablar y actuar desde la compasión. Que vuestros actos y contribuciones no sean generados desde el odio, el enfado o el afán de resarciros, sino desde la capacidad de amar, pues verdaderamente lo único que es efectivo para limpiar y neutralizar la sombra es el amor.

Abrazad todo lo que sucede  dentro y fuera de vosotros con amor. Abrazad vuestras olas emocionales, abrazad todo lo que estéis experimentando con amor y entregadlo. Tomad conciencia de que se trata de una limpieza individual y colectiva, como es afuera es adentro y viceversa. En la medida en que seáis capaces de trascender y soltar todo lo que está sucediendo, crearéis el vacío en vuestras mentes y en vuestros corazones. Este vacío es necesario, es la única vía posible para que el amor divino y la nueva energía cristalina se instalen en vosotros.

Calmad, pues, vuestra mente, vuestras expectativas, vuestros deseos y vuestras proyecciones de futuro. Abrazad lo que sentís y entregadlo, cread el vacío en vosotros. Esta es la verdadera meditación, pues solo desde el vacío es posible conectar con LO QUE ES. No se trata de algo mental, no es necesario comprenderlo. No es un proceso lineal, sino cuántico. Podéis tomarlo como un acto de fe. Es el momento de confiar, de vaciarse y lanzarse al vacío sin paracaídas. Verdaderamente no lo necesitáis, nunca lo habéis necesitado, pues siempre hemos estado preparados para sosteneros y llevaros a vuestro siguiente destino. No tratéis de proyectar ni adivinar cuál es, dejaos sorprender por la Vida, dejaos llevar por el amor de Dios. Él siempre os conducirá a un lugar mejor, al siguiente nivel en vuestra evolución. No sois conscientes de vuestros verdaderos potenciales, os sorprendería saber de lo que sois capaces…

Dejad caer vuestras barreras mentales y entregaos, es el único camino posible. No cabe el temor, no cabe el miedo ni la duda, no os aferréis a nada, soltad, vuestras alas están preparadas y será un vuelo agradable y un aterrizaje perfecto. Tan solo si os aferráis a lo viejo vuestra trayectoria se desviará y podréis sufrir en el camino sin ser necesario. Soltad, hermanos, soltad. Estamos preparados para acompañaros en este vuelo, en esta gran evolución.

Que vuestros corazones se ensanchen y se llenen de alegría. Dejad que vuestro niño o niña interior, ya sanado de sus heridas, tome el timón. Sed de nuevo como niños y disfrutad, al fin y al cabo la vida es un juego, una gozosa travesía, ¿por qué seguir sufriendo y  desaprovechar esta oportunidad que la vida os da para volar libres?

Recordad que siempre prevalece el libre albedrío y podéis continuar dando vueltas en el tiovivo si es vuestro deseo, pero ha llegado la hora de los valientes, comienza la aventura, regresa el juego.

Confiad, hermanos, os amamos y veneramos demasiado, nunca podríamos abandonaros, y menos que nunca en estos momentos. Confiad, un nuevo mundo se abre y nace una nueva humanidad.

Os amamos, os protegemos y os bendecimos siempre.

Vuestros Hermanos de Luz y los Maestros Pleyadianos

 

Bienvenidos a la Nueva Era. Canalización mes de Mayo

 

Puedes ver más mensajes canalizados aquí

¿En qué consiste una lectura de Registros Akáshicos? Infórmate aquí.

Aprende Registros Akáshicos con nuestros cursos y cambiará tu vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest